El ídolo

El sábado tuve que ir a trabajar. No me correspondía, pero recibí la llamada de un colega de trabajo diciendo “che Ramiro, necesito que me cubras”.

Así que me ví corriendo a las tres de la tarde para tomar el colectivo que estaba ya parado en la esquina, esperando a que el semáforo se pusiera en verde para echar a correr.

El chofer del colectivo no estaba muy interesado en abrir la puerta porque la parada estaba 10 metros más atrás y en teoría no era obligación atender a mi demanda de subir. Insistí un par de veces tocándole la puerta y me dejo entrar.
– Gracias, disculpe, hasta Independencia.
Sin mirarme marcó el importe y me fui a la mitad del colectivo mientras se escuchaba de fondo el clásico River-Boca que había sintonizado el chofer.

Había un niño sentado en el escalón del pasillo del colectivo, entorpeciendo el paso de la gente que quería pasar al fondo o bajar por la puerta del medio.
Sostenía un gran balde de pochoclos que tenía el motivo de alguna película del momento. Miraba y hablaba a su ‘padre de fin de semana” que estaba al lado mío, al lado de la ventana mirando hacia la puerta el medio.

El padre que estaba absorto viendo mensajes en su celular, le decía al niño que no hable de la película porque podía haber gente que no la hubiera visto.
El niño obediente se quedaba callado y volvía a meter la mano en el balde de pochoclo.

Desde el fondo se escuchó un “¡la puta que lo parió!” de una mina con corte rollinga que tenía puesta la camiseta de Independiente.

Y el niño volvió a sacar tema de conversación.
– ¿Quién esta jugando?
– No sé, Boca creo.

De haber levantado la mirada se hubiera dado cuenta que un mosquito estaba chupando la sangre de la frente de su hijo. Se hizo evidente cuando afloró una roncha.

Me puse a leer un libro de bolsillo que tenía en la campera y al igual que cada persona en el colectivo, siguió en su mundo, cabizbajos o mirando hacia la calle.
Y así como todos, el padre también siguió ensimismado en su mundo comprimido en un celular.

El niño también, era el único con una sonrisa mirando a su ídolo.

6 de mayo de 2013

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Anuncios

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s