Dimensiones

Después de mucho tiempo volvió un cuento ni tan corto ni tan largo. Escrito en buena parte en esos horarios laborales donde después de revisar 4 o 5 megas de debug, empiezo a ver esa maraña de caracteres como La Matrix y en lugar de ver un cúmulo de letras, veo una croqueta, un sandwich de milanesa y por ahí alguna mina en bolas…
Cuando noto que la “@” me parece muy sugestiva hago un parate y decido hacer otra cosa; lo que en mi empresa se denomina: boludear. Yo no boludeo con Facebook ni Youtube, sino con los blogs.

Volviendo al tema, el cuento se iba a llamar “Quinta dimensión”, un título muy trillado, muy de ciencia ficción trillada, así que quedó como “Dimensiones”.

Terminando con esta (tal vez) innecesaria introducción: el cuento… ¡chan chan!

Anywhere I roam
Where I lay my head is home
(And the earth becomes my throne)
Metallica

con todo respeto a H.P. Lovecraft

Nadie nos ve, pero somos varios los que deambulamos por Buenos Aires y otros lugares.
Somos seres de otra dimensión que nos arrastramos por fuera del tiempo y espacio, no importa si llueva o truene: nosotros estamos ahí.
Ir hacia arriba o hacia abajo da igual ya que en donde moramos no hay punto de referencia, lugar donde posar nuestras atormentadas almas.

Soy uno de los que existe en este infierno a lo que Uds. podrían llamar quinta dimensión. Es infinito, jamás conocí sus confines pero puedo asegurarles que la quinta dimensión contiene las otras (la tercera y la cuarta). Es como si la tercera se superpusiera en la quinta. La cuarta (el tiempo), se superpone también con la tercera e interactúa constantemente; sin embargo para nosotros es totalmente indiferente, no podemos desenvolvernos en otra dimensión más que en la nuestra. Podemos verlos a Uds., pero no nos pueden ver a nosotros.

Con mucho tiempo -aunque para nosotros no existe el tiempo-, práctica y meditación podemos interactuar con los humanos de forma indirecta. Así que de vez en cuando, con un poco de esfuerzo logramos darnos a conocer. Nos damos a conocer en ese frío que a Uds. le pasa por la nuca sin explicación, nos convertimos en esa leve sensación de sentirse observado o en esa sensación de angustia
En otras ocasiones nos convertimos en ese pánico que arremete contra algunas personas y las insume en una agorafobia o en ese insomnio que inunda toda una habitación. Con mucho orgullo me vanaglorio de haber provocado la locura en mucha gente.

Desconozco mi aspecto completo porque en donde vivo no existe el agua para reflejarme pero puedo asegurar que camino erguido y tengo dos manos, con cinco dedos cada una. Como los seres humanos. Sin embargo he visto seres de mi dimensión; cuadrúpedos; grandes seres como lobos con cabeza de cabras que chocan entre sí generando un gran ruido y que a veces se siente como un temblor en el piso.

No se (o no recuerdo) cuándo y cómo aparecí aquí, cuando surgió mi ser en este plano existencial. No recuerdo cómo comencé a deambular solo en estos lares, solo se que estoy aquí y lo ví todo. En un lugar sin lugar donde el tiempo no es tiempo como tal, he visto pasar por mi costado todas las miserias humanas y todos los míseros y miserables seres humanos.

Muy pocos, un escaso número de los nuestros ha alcanzado instancias mayores de trascendencia y han podido trasladar parte de su ser a la tercera dimensión: rompiendo la cuarta y abriendo una brecha directa con la tercera, convirtiéndonos así en seres multidimensionales o interdimensionales.
Conocí un solo ser, bestial, tremendo, único en su especie y que casi no podría describirlo. Se llamaba Yog-Sothoth y fue el único capaz de pasar a la dimensión de los humanos. Parece que los humanos podían detectarlo por el terrible hedor -según ellos- que expelía. Yo solo fui un testigo de cómo acabaron con él.

La ira me invade y siento que todo mi ser se hincha. Mientras avanzo, voy dando trompadas al aire y veo que los humanos por primera notan y reaccionan mi accionar; eso me excita cada vez más y corro, me muevo rápido.
Estaba observando a la gente tomar el subte; verlos correr en un tiempo a destiempo del mío, todo ocurría demasiado lento. Me encaramé hacia la superficie y en una esquina ví una joven hablando por teléfono.

Como nunca me había pasado antes, la joven se dió vuelta con el rostro descolocado diciendo: “¡Qué olor asque…!”
Más excitación: era grande, ¡me convertí en un grande! ¡Domino la capacidad de atravesar las dimensiones!
– ¡Qué olor asque…!
Arremetí contra ella y la empujé con todas mis fuerzas hacia el asfalto; a una distancia considerable. Me pareció raro porque era la primera vez que podía concebir las distancias de una forma que no lo había hecho antes. ¿Habré penetrado por un lapso de tiempo la tercera dimensión? Y mientras observaba mis manos estupefacto y fascinado, veía como una camioneta levantaba a la muchacha por los aires.
Gritos por doquier; los sonidos que me fascinaban. Podía sentir el calor del sol por primera vez. Bajé la vista hacia un charco de agua.
Me ví y estaba extasiado como la vez confundido. Me tocaba el rostro.

De repente sentí que me sujetaban de ambas extremidades superiores. ¡Ya no tenía poder! ¡Atravesar a la dimensión de los humanos significa perder todos los privilegios de invulnerabilidad que tenía en mi mundo!
– A ver señor, nos va a tener que acompañar a la comisaría, allá le vamos a dar una buena ducha.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Anuncios

4 comments

  1. Wo, que cabrón… ¿que te fumaste?. Esto dicho desde la mas pura y cochina envidia: muuuy bueno el cuento,congrats. La envidia, también me hace señalar un lapsus: “ir hacia arriba o hacia ¿abajo? da igual” Y en el párrafo que dice “La ira me invade y siento que todo mi ser se hinche”, ¿no sería más correcto hincha?

    1. No fumo nada, trabajo en sistemas y como mencioné anteriormente me tengo que chupar miles de línea de depuración. A veces siento que llego a la iluminación.
      Igualmente, de vez en cuando no viene mal fumarse algún libro de Lovecraft.
      ¡ah!, gracias por tus cochinas observaciones 😉

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s