Sobre la gran rateada nacional

Hace un rato he visto la noticia sobre la gran rateada nacional que se está planificando por Facebook.

La primera reflexión que tengo es sobre el poderoso alcance de las redes sociales. Alcance que yo no veía porque la verdad no me interesa. Si bien me considero nacido en la era del microchip y en una Internet de uso casi académico, no soy nacido en la era de socialización electrónica. No veo el atractivo de socializar constantemente a través de un grupo/comunidad o chat (que uso cada vez menos).

Si una rateada se hace de dominio público, entonces no es una rateada ya que la misma tiene un caracter clandestino, es algo íntimo (¡y hay mucha adrenalina!).
Por lo tanto, más que rateada debería ser una juntada, lo cuál me parece bárbaro. Que la gente se junte en “el mundo real” y sirva para relacionarse cara a cara -cosa que considero muy lindo- es mucho mejor que estar encerrado como un topo o abusar de la práctica narcisista del fotolog.

Que esta juntada se quiera realizar un día de clases en vez de un fin de semana no es más que una señal de fuck you a los funcionarios del Gobierno que en actitud cínica se rasgan las vestiduras hablando del alto porcentaje del presupuesto que se invierte en educación cuando en verdad solo se empeñan en destruir más al sistema educativo (y lo está haciendo bien).
Es una síntoma de una sociedad enferma que pondera más el éxito inmediato y efímero por sobre el esfuerzo colectivo para lograr un bien común. Creer que es mejor estar boludeando en una plaza que estar en la escuela formándose como ser crítico nos da la pauta que algo no está bien.
También es una llamada de atención a los padres que dejan a los chicos vivir a la deriva y no los escuchan.

Algo que siempre digo: “si creen que criar un hijo les quita tiempo y no quieren tener una vida con tantas cargas porque vivimos en un sistema cada día más demandante y cruel, entonces hay que usar forro y otros anticonceptivos para no tener hijos”. Nadie va a juzgar a alguien por hacer del trabajo su vida y/o priorizar irse de vacaciones, lo cuál me parece bien. A la vida hay que disfrutarla y además me parece mucho más responsable esa actitud que andar criando sinsentidos.
¡No es obligación tener hijos! ¡No le caguemos la vida a los pibes!

No soy padre, pero soy hijo y creo que lo mejor es que los escuchen aunque cueste un huevo. Por supuesto… hay que hacer mérito para inspirar confianza.

Anuncios

8 comments

  1. Amen (bis).

    En seguida se habló de Facebook, de las redes sociales, de internet. Pero nadie habla de los padres que no tienen ni idea de lo que hacen sus hijos, de maestros/directores/ministros/etc. que no hacen nada para que esos chicos prefieran estar en un aula y no rascandosé.

  2. Leí el artículo, y me pareció patético el hecho de que algunos padres apoyen ese tipo de cosas. Y claro, así salen estos pibes, ¡¡¡qué gran ejemplo que tienen!!! Esta generación de adolescentes es una “generación de forros pinchados”.

  3. Estimado Kana, que unos pibes organicen una rateada, ya sea por facebook o 5′ minutos antes de entrar, en el patio de la escuela junto al mástil (cómo lo hicimos nosotros en contadas ocasiones), no lo veo como un fuckyou a la escuela, gobierno, autoridades o lo que sea.
    Lo hacen por la misma razón que lo hacíamos nosotros (creo que todos nos rateamos): Para pasarla bien entre amigos y de paso transgredir un poco.
    No creo que la cosa haya cambiado mucho, seguramente ahora es un poco más fácil planearlo y mucho más difundirlo.
    Está bien que los pibes se rateen? yo creo que sí. Está bien que los padres lo acepten? yo creo que no.

    1. Yo pensé que hacerle “fucyú” al gobierno o a la escuela era transgresor. 😛
      En verdad, si la rateada es consentida, o sea aprobada por los padres, entonces deja de ser rateada.
      Si en cambio el chico se lo comunica a los padres y ellos mismos lo aprueban, creo que hay otra intención.
      Es que para mí ésto no es una rateada; está mal usado el término. Aunque en todas partes aparezca como “rateada”. Como dije antes, para mí es una gran “juntada”.

  4. ¿No exageras? A mi me suena a diatriba fundamentalista de un anciano que tiene un mal día: “que juventud… en mi época eso no se hacía”… ¿Te estarás haciendo mayor?

    1. Estimado EdMcVain:

      Sí, es probable que últimamente esté diciendo demasiadas “adulteces” (como decía Mafalda).
      Pero contrario a lo que pensás, no refunfuño (léxico de viejos) contra los jóvenes, sino contra los mayores.
      Internet ha generado nuevas subjetividades y conciencia colectiva. Es una forma nueva y diferente de comunicarse, que los adultos ni se imaginan.
      Este no es un mero acto de rebeldía sin causa; pensar así es subestimarlos.
      A mí me parece una forma muy ingeniosa de llamar la atención (consciente o inconscientemente) de los adultos e instituciones y que refleja la crisis que vivimos en el país.

      Vos te salvás porque estás lejos 😛

  5. ¿No creerás que las rateadas y otras costumbres de los jóvenes son exclusivas de Argentina?, la globalidad ha borrado diferencias. A mi no me da la edad ni el cuerpo, que sino me anotaba a todas: convocatorias, botellón y todo lo que cayese

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s