Llegamos a Cuzco

Después de 26 horas de viaje, llegamos a Cuzco. Una ciudad bastante grande (400 mil habitantes), extensa, pero de casas bajas, con una geografía bastante accidentada.
La terminal de la línea de colectivo que tomamos era un precario galpón donde había gente que se agolpaba para ofrecernos hostels y servicio de tours.

Fuimos a uno llamado El Arcano, en barrio San Blas pero que no lo recomiendo (para el que quiera ir a Cuzco). Al día siguiente nos cambiamos a otro.
Al haber estado cerrado Machu Picchu (febrero), los precios de los mismos habían bajado a la mitad, unos 50 a 60 soles.
Cuzco es tan dependiente del turismo, que la mitad de los restaurantes y hoteles estaban cerrados. Así que el acoso al turista era más evidente porque éramos menos dando vueltas. A veces el acoso pasaba de ser molesto a irrespetuoso y apenas alguien se me acercaba, le terminaba gritando “¡NO!” o directamente ni le contestaba.

En fin, la ventaja que teníamos es que los precios estaban mucho más baratos.


Entrando a Cuzco

Desde el hostel

Montañas escritas. Una ANIMALADA

Algunas callecitas del casco histórico

Por estas canaletas pasa el agua de lluvia
Anuncios

2 comments

    1. Al principio estuvimos en uno llamado El Arcano, en San Blas pero no estaba bueno.
      Terminamos en The WalkOn Inn, cuyo ambiente es agradable, el servicio y la atención es muy buena.
      Saludos

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s