Reciclaje de basura

La ciudad está llena de basura y no se vislumbran ideas para que disminuya. Además los ciudadanos nos hemos visto en situación de ser víctimas y estar envueltos en problemas gremiales, observando como se nos acumula la basura en la calle. Sin embargo creo que también depende de nosotros el saber administrar la basura que tenemos y producimos.

He visto con mucho desencanto durante la gestión de Ibarra, la colocación de grandes cestos o contenedores de basura discriminada por tipo, que más que contenedores parecen silos de basura. Los mismos son tres y están separados en papel, vidrio y plástico. La idea parecería ser buena, pero los mismos están colocados en un extremo de alguna plaza, por lo tanto la gente no va a cruzar cien metros para tirar una botella, es más cómodo tirarla en un cesto común. Este cesto se contradice con los contenedores de basura por tipo.

¿Para qué hay contenedores para separación de basura si el resto de los cestos de la ciudad no son así? Si los cestos de la ciudad se usan para tirar -casi- todo tipo de basura implica que la recolección y el desecho de los mismos no discrimina, tienen todos el mismo tratamiento.
Sinceramente, esos contenedores de basura parecieran un acto hipócrita, un gasto de dinero y que solo se encuentran en pocos barrios como Recoleta, Palermo, etc.

Por el momento tenemos espacio para hacer rellenos de basura, pero supongo que a la larga terminan contaminando todas las napas. No soy científico para afirmar eso y tampoco se si en este momento se está reciclando, espero que sí.
Creo que va a ser una buena idea que los legisladores electos traten de solucionar estos problema, porque la política tiene que ser global y abarcadora. No se puede “experimentar” por un par de meses la separación de basura en una parte de la ciudad (barrios PRO), sino que tiene que ser total. Si se “experimenta” da la impresión que se toca de oído. Creo que la ciudad posee gente idónea para este tipo de planificación.

A veces es bueno ver qué es lo que hacen en otras ciudades y/o países con respecto a la basura.
En el caso de Japón, mucha basura se incinera (eso también genera mucha contaminación) porque no hay espacio y mucha otra basura se recicla.

La regulación depende de la prefectura. En Okinawa, creo que la regulación no está unificada. Cada ciudad tiene una forma de separar la basura aunque no difieren mucho. Algunas ciudades son más exigentes que otras con respecto a la separación de basura pero básicamente la basura está separada en:

Combustible. Basura que se puede quemar:

  • Biodegradables: productos orgánicos como verduras, carnes, yerba, etc.
  • Hojas no reciclables: film de plástico, folios de plástico, fotos, etc
  • Plástico: las tapas de los envases PET y la etiqueta de los envases PET (ojo a esto), bolsas de supermercado, etc.

Material reciclable:

  • dentro de los papeles tenemos: periódicos, publicidad, hojas comunes, de cómputos, catálogos, sobres, bolsas, papel cartón, etc.
  • envases PET sin la tapita ni etiqueta
  • envases de vidrio
  • otros envases
  • latas: bebida, atún, paté, etc
  • hojas, ramas, derivados de madera, etc

No combustible:
Elementos de metal de tamaño pequeño. Por ejemplo, tapas de metal, vasos de metal, cubiertos, etc.

Materiales industriales:
Esto se entiende como cualquier cosa de electrónica y de metal. Materiales que no sean ni biodegradables ni reciclables.
Entre ellos tenemos computadoras, tubos fluorescentes, elementos de metal, partes de automóvil, heladera, aire acondicionado, etc.
Como Japón es un país serio (o relativamente serio), en caso de querer deshacerse de estos elementos hay que llamar a la municipalidad (si es que la misma se hace cargo) para deshacerse de los mismos, caso contrario hay que contactarse con la empresa que se haga cargo del desecho de este tipo de elementos. Hasta incluso puede ser el mismo fabricante como en el caso de Apple que se encarga del desecho de baterías de iPods.
No se pueden tirar a la calle elementos que sean altamente contaminantes como monitores que contienen altas concentraciones de plomo.
Así que no crean que en Japón se tira todo a diestra y siniestra. Ya no es como hace unas décadas atrás y deshacerse de estas cosas cuesta caro (ej: un automóvil), sin embargo los japoneses, en algunos casos también aplican la viveza criolla y se terminan deshaciendo de ciertas cosas sin que nadie se entere.

Bolsas:
Para separar la basura, existen bolsas específicas, una de cada color. Por ejemplo la verde es para material combustible, azul para reciclables, roja para elementos no combustibles.
Las mismas se consiguen en el supermercado o son provistas por la municipalidad. En las mismas se encuentra la inscripción de la ciudad a la que pertenecen las bolsas y sus respectivas instrucciones de uso. No puede usarse para tirar basura bolsas que pertenecen a otra ciudad.

Bolsa de material combustible de la ciudad de Sabae, prefectura de Fukui.
¡No se crean que las bolsas de todas las ciudades son así de lindas eh!

Día de despacho:
Cada tipo de basura tiene un día específico para ser despachada. No se puede tirar la basura orgánica el día que se tiran los reciclables porque simplemente no la juntan o en el peor caso podemos recibir una multa.

Todo ésto no creo que sea posible en esta ciudad y en este país en un corto plazo.
Primero falta una decisión política y ponerse los pantalones para trabajar en serio.
Segundo, nos falta mucha cultura cívica para lograr ésto. Veo siempre por la calle gente grande tirando al suelo papelitos de caramelo, así que si en lo más básico no logramos eso, mucho menos con algo tan avanzado como la separación de basura, pero creo que es importante saber cómo se hace en otros países.

Actualmente, pongo todas los envases y botellas de vidrio de bebidas en una bolsa, en otra todos los papeles y en otra los restos de comida y otros, no es muy complicado. Digamos que le facilito el trabajo a los cartoneros y basureros así no rompen bolsas y enchastran todo.

Instrucciones para desechar basura en la ciudad de Naha, prefectura de Okinawa

Conclusión:
Mínimamente se tendría que plantear una nueva forma de desechar la basura, proveyendo bolsas de diferentes tipos: material orgánico, reciclable y no reciclables.
Y con dos dedos de frente se podría decir que tiene que venir junto con una campaña en escuelas y todos los medios de comunicación posibles.
O sea, una verdadera política de Estado.

Anuncios

5 comments

    1. Eso de los colores lo ví en las bolsas de residuos que teníamos en el campus que estaba en la ciudad de Nishihara. Tal vez ese caso se de sólo en esa ciudad. Como mencioné antes, cada ciudad tiene sus normativas.

  1. (Creo que es la primera vez que comento, pero te sigo hace algunos meses…)

    Deberíamos resolver la cuestión cultural. En muchos países si tirás un papelito a la calle, te devuelven el papelito en cuestión diciendo “se le cayó esto”, y no en tono recriminatorio, sino porque no se les ocurre que alguien no use los cestos.
    Hay muchas formas de tratar la basura con un costo mínimo, que hasta generarían empleos, pero en los noticieros he visto a varias señoras de escoba en esquina diciendo que no sirve de nada separar los residuos o “qué? voy a tener que tener 3 tachos en la cocina?”.

  2. Es cierto, tiene que haber un cambio de conciencia en la población. Para eso debe existir también una política de estado. Como el hecho que es obligatoria la educación primaria o ir a votar.
    Saludos y gracias por comentar.

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s