Linux Mint: Un Ubuntu elegante

Los comentarios de este artículo han sido cerrados por ser obsoleto:

No es nuevo, ya va lleva seis versiones a cuestas con la madurez suficiente pare decirme “y bueno, me mando y lo pruebo”.
Al principio lo probé en un virtualbox y después directamente lo instalé (no me pude contener).
No me pude contener, siempre tengo que “romper”. Creo que nunca voy a dejar de probar cosas que se me presenten, no soy de esas personas que dicen “mi sistema está sin tocar desde hace 2 años”.

Es el Linux Mint, un sistema operativo GNU/Linux basado en Ubuntu, o sea, no hice un gran cambio, sino que fue más que nada un cambio estético. Creo que últimamente no hay nada nuevo bajo al sol en lo que respecta a distribuciones Linux.

Para seguir con la compatibilidad, instalé la versión 7 RC1 (Release Candidate 1) basada en la 9.04 de Ubuntu y funciona muy bien.

Instalación:
Nada nuevo, es la misma de Ubuntu, formateé el raíz con ext3 (no ví necesidad de usar ext4 por ahora) y dejé el HOME sin formatear.
Como el $HOME de uno queda con la configuración de Ubuntu, lo mejor es instalar Linux Mint con otro nombre de usuario, o si uno quiere seguir usando el mismo nombre de usuario, deberá tener cuidado para eliminar configuraciones en .gconf y .gnome2
La instalación tardó unos minutos más de lo debido porque baja los paquetes de idioma al momento de instalación (si uno lo desea).

Pantalla de inicio
Pantalla de inicio con el tema Arc Wise.

Conectividad:
Al igual que Ubuntu, no tuve problemas para conectarme con el módem 3G. Cuando inicié el sistema me preguntó cuál era mi proveedor, elegí Movistar (automáticamente se había elegido Argentina) y listo. ¡No hay que instalar ni drivers ni aplicaciones inútiles!

Estética:
Estéticamente ha habido cambios con el tema de íconos y de escritorio (motor Murrina), con sus tonos verdes Linux Mint le da un nuevo aspecto al escritorio Gnome.
El naranja y marrón del tema Human de Ubuntu no está mal pero cansa un poco y un poco de verde y negro no viene mal. Los gustos son totalmente cuestionable.
Alguno podrá decir “bueno, si es un cambio estético podría haber tuneado Ubuntu”.
En verdad no es tan así, porque Linux Mint trae unos temas de escritorio muy pulidos. Toda la parte gráfica en sí me pareció mucho más cohesiva que en el sistema Ubuntu en sí.

Aplicaciones:
El sistema en sí no trae muchas cosas instaladas, eso está bueno ya que no viene con tantas cosas innecesarias y trae instaladas otras aplicaciones elegidas con un criterio diferente a la gente de Canonical (podría ser más diferente). Por ejemplo, trae instalado Gnome-do, Mplayer (uno de los mejores reproductores multimedia) con el frontend Gnome Player que hace muy fácil usarlo sin tener que toquetear el archivo de configuración.
Lamentablemente muchos se empeñan en poner Rhythmbox como reproductor de sonido determinado y me parece una porquería. Por lo tanto lo cambié por Banshee. También desinstalé Transmission a favor de Deluge.
El tiempo de respuesta a la hora de ejecutar aplicaciones es bueno, incluso Gnome se inicia más rápido. Por supuesto, no tengo forma de medir con números de forma fehaciente si termina siendo más rápido que Ubuntu original.
Al momento del inicio tal vez tenga consumido menos de 300 megas de ram.

El menú que trae, llamado MintMenu me gustó (aunque también permite usar el menú de Gnome). Este menú trae mucha parte de la funcionalidad pero no la incomodidad de uso del menú de KDE 4. Trae el concepto de tener Aplicaciones Favoritas, “Lugares” y el menú por categorías, todo en un solo lugar. Incluso el menú se puede “plegar” completamente.

Linux Mint
Mint Menu
Mint Menu plegado
Mint Menu plegado, es muy práctico

Después de un rato instalando y boludeando lo dejé configurado como me gusta a mí. Le dejé el fondo de escritorio porque la verdad está muy bueno.

Linux Mint con Conky y Compiz
Conky, SongBird y un efecto de Compiz configurado a mi gusto

Aplicaciones que instalé:

  1. Ogmrip, extractor de videos desde DVD
  2. Songbird, reproductor de música mashup basado en Mozilla
  3. Banshee, otro muy buen reproductor de música
  4. Midori, navegador web GTK basado en Webkit
  5. Deluge, cliente torrent
  6. Skype, telefonía por internet
  7. Emesene, cliente MSN
  8. VirtualBox, creador de máquinas virtuales
  9. Gthumb, navegador de imagen
  10. Gftp, cliente de ftp
  11. Textroom, editor de textos a la vieja usanza
  12. Asunder, un buen rippeador de CD
  13. Gnome Subtitles, editor de subtítulos

Por ahora los…
Pro:

  • El sistema sobre el que se apoya, Ubuntu que se lleva todos los laureles
  • Liviniato en todo sentido. Seguro que cuando salga la versión XFCE será mucho más
  • Para los que estamos vagos para lidiar con configuraciones en notebooks (el dolor de cabeza de muchos), no encontré problemas porque está basado en Ubuntu.
  • El menú Mint está muy práctico
  • No lo he probado pero una aplicación interesante es el Giver (ya venía con la versión anterior), que sirve para enviar archivos a otros usuario de la misma red sin ningún mediador (¿algún posible agujero de seguridad?) Ver What’s New in Linux Mint 6

Contras:

  • que todavía no esté disponible la versión 64 bits. De todas formas no es una cuestión de vida o muerte, los 64 bits no han sido nada del otro mundo en mi pequeña máquina. En 32 bits anda muy bien y tengo más compatibilidad de software.
  • El gestor de instalación de software (no de paquetes) es deficiente, no me permite desinstalar, solo instalar, tal vez porque es la versión RC1 😕
  • Traducción incompleta al español. Como dije antes, es una versión RC

Como conclusión objetiva, sagaz y a la vez mordaz: ¡TA BUENO!

Anuncios