Pascuas en Colonia

Este fin de semana largo me dije “qué lindo es rascarse el higo como un reverendo hedonista”.

Primera opción para lograr eso fue Tandil, pero resulta que cuando buscamos habitación en hostel estaba todo reservado y cualquier hotel peperulo era extremadamente caro.
Es muy loco que cueste más caro vacacionar dentro del país que fuera. Por lo tanto no apoyo al turismo nacional cuando los precios atentan contra al bolsillo del ciudadano.
Así que nos fuimos a Colonia del Sacramento, acá nomás, del otro lado del charco que todo nos costó menos de la mitad.

Es la segunda vez que vamos y es un lugar que vale la pena conocer. Un lugar histórico, con mucho verde, con mucha tranquilidad y como siempre con la cálida hospitalidad uruguaya.
Fueron tres días de relax, dormir como bestia, tomar mate y comer sin prisa.

Consejo 1: Se puede ir con pesos argentinos y cambiar en cualquier casa de cambio, incluso en todos los negocios aceptan pero no nos conviene el cambio.
1 peso argentino te lo cambian por 5,55 uruguayos pero para la venta está 7 pesos. Esta desproporción no es favorable si volvemos a cambiar pesos uruguayos a argentinos. Llevando dólares obtenemos una diferencia más favorable al bolsillo.

Consejo 2: ir con el registro de conducir y alquilar unos carritos (como los de golf) para recorrerse toda la ciudad ya que es chica. Es la mejor forma de conocer todo en poco tiempo. La rambla está muy buena y hay playas (cuatro o cinco) con paradores.


Yendo a la playa

Yendo a la playa
Playa
Playa donde había muy poca gente, lugar ideal para sentarse a tomar mate y no hacer absolutamente nada.

Plaza de toros

Calles tranquilas
Playa
Muelles también muy tranquilos.

Donde uno iba era bien tratado, incluso los autos frenaban cuando uno quería cruzar la calle, un verdadero placer.
Lamentablemente todo este buen ambiente era opacado por un ser: el típico porteño ordinario. Y me atrevo a decir que eran porteños por lo prepotentes.
Me daba un poco de vergüenza ajena, propia (por ser argentino) y mucha pena por estos ejemplares y ver como destrataban con soberbia a nuestros hermanos uruguayos.

En general el porteño es un bicho muy particular: se vive quejando de todo. Se queja que está stressado por el quilombo de la ciudad pero cuando se toma vacaciones no se banca ir a un lugar realmente tranquilo, necesita ir a más quilombo, estar apretado mientras camina, hacer contorsionismo para poder clavar una sombrilla en medio de una playa que parece un hormiguero.
También está claro que no es un ser adaptable, no entiende que existan otras idiosincrasias y por lo tanto desprecia todo lo que sea diferente o no se adecúe a sus gustos, como que las porciones no sean del tamaño que ellos están acostumbrados (como para gordos obesos), etc. Si uno va a otro país o a otro lugar, debe adaptarse, es por eso que no todos los lugares son iguales.

Un hombre tomando un capuchino en un bar de Av. Gral. Flores.
– Che, escuchame, ¿me decís que ésto tiene café? – diciéndole al mozo.
– Disculpe señor, le pongo más café.
– ¡Pero sí por favor, metele más café, aunque sea instantáneo!
A ver, ese bar no era un Havanna o un Coffee Store, era un bar de una ciudad pequeña entonces que no se venga con pretensiones, ¡que vaya a un restaurante caro y se pida un café que le cueste el doble!

Comprando alfajores, hubo un malentendido en la compra y una minita le dijo a la señora que atiende:
– ¡No! ¡Pará! ¡te dije que me cobres todo esto! – con cara de “vieja boluda ¿qué no entendés?”
– Disculpe señorita.
La culpa del malentendido no era de la señora. Es que lamentablemente los jóvenes de hoy hablan como si tuvieran una papa en la boca y no pueden hilvanar una frase coherente. Sin palabras.

A pesar que estos nefastos seres pululaban por doquier, no lograron sacarme de mi estado de relajación (que todavía me está durando) y creo que nuestros hermanos uruguayos entenderán (con mucha paciencia) que no todos los porteños son así y mucho menos el resto de los argentinos. Imbéciles hay en todas partes aunque aquí está repleto.

Anuncios

10 comments

  1. Estimado Kana, comparto absolutamente todo acerca de los porteños!
    Este verano estuve por Uruguay (pasé por Colonia un par de días) y los uruguayos por suerte ya diferencian a los porteños del resto de los argentinos.
    Para el cambio, lo mejor fue sacar directamente del cajero en pesos uruguayos con mi tarjeta link.
    saludos

    1. Pato: en mi caso no tengo Link, sino Banelco pero no probé en los cajeros de Colonia por lo tanto no se cómo hubiera sido el cambio. Para la próxima pruebo.
      Me acuerdo que el año pasado (octubre) no había tanta disparidad entre compra y venta.

      Sara: cuando vaya por tus pagos te pediré asesoramiento 😉

  2. HOla Kana, linda semana santa!! y comparto con vos lo que opinas acerca de los porteños. Son indeseables en todas partes, por estos lados recuerdo un dia en Paraguay Ciudad del Este, que un grupo de tipos se pensaron que hicieron la mejor compra de su vida con unas cámaras digitales y demás. Es más hasta se reían de los vendedores paraguayos. Y al salir, los vendedores dicen entre ellos, “Pobres kurepas se piensan que nos engañaron a nosotros!!” y les habían vendido cámaras refaccionadas por originales jaja.
    Me causó mucha gracia ese episodio, donde quedó demostrado que ellos creen que nos joden, siendo que ellos son los engañados jaja… La triple frontera es jodida… no los quieren por estos lados!!

  3. Claro, el problema era la disparidad entre compra y venta. Generalmente los negocios te tomaban pesos argentinos, pero los convertían a dólares y después a uruguayos. Siempre con el cambio menos favorable, claro. Si pagabas en dólares, solo te convertían de dólares a uruguayos, o sea, perdías solamente una vez con el cambio.
    Ahora, como la nafta es mucho más barata en argentina, muchos uruguayos se cruzan a Colón a llenar el tanque, pagan en uruguayos, pierden un poco con el cambio, pero ganan mucho con el precio igualmente. Entonces, otra opción era cambiar en la YPF de la frontera (claro, no te sirve si haces BsAs – Colonia), mucho mejor que la casa de cambio.
    Je, también nos ofrecieron cambiar los aduaneros! Pero el cambio ya no era tan bueno, y claro, no era muy legal me parece.
    Así y todo, el mejor cambio (por lejos) lo obtuve con los cajeros, cosa que corroboré días después, cuando vi el resumen de movimientos de mi cuenta.
    Mis dos centavos (a la cotización de hoy :)).

  4. Colonia esta para tener en cuenta, yo siempre pase solo un día y conozco las playas.
    Que lamentable la imagen que damos. Para colmo cada vez es peor, hay una involución en esta ciudad.

  5. Apunto Colonia como uno de los sitios por visitar. Lamentablemente afuera del país, la gente cree que el porteño es representativo de los argentinos… y así nos va…

    1. Por eso cuando puedo digo: “soy santafesino” a lo cual los porteños me preguntan con “aaah, ¿y volvés seguido a Rosario?” y yo les respondo “naaaaah, casi nunca”.

  6. Estimado lector uruguayo, lo de la OLPC es fabuloso. Me parece que le da una total libertad al chico y no deja que haya vivos que lucren “quedándose” con OLPCs para hacer negocios.
    Es una máquina educativa y por lo tanto no se puede hacer mucho más que aprender.
    Aquí se han gastado 600 millones (en verdad son más) de pesos en fútbol para un grupo de orangutanes en vez de invertir en educación. Eso es política de Estado.
    Pensar que en muchas escuelas japonesas los chicos tienen computadoras por cada banco y material para trabajar en todo tipo de talleres.
    Recuerdo que en la universidad nos prestaban las notebooks para hacer nuestras presentaciones así como también filmadoras, etc.
    En fin, celebro que al menos algún país del hemisferio sur le de bola a la educación usando OLPC y software libre, con todos los aciertos y desaciertos que pueda tener la aplicación del mismo.

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s