Penoso

El domingo estaba viendo en Telefé (solo tengo 4 canales), “El último pasajero”. Una suerte de Feliz Domingo moderno donde los chicos de diferentes escuelas compiten para poder ir a Bariloche. ¿Con lo caro que está todo, todavía hay gente que quiere ir a la Patagonia?

Ya es un clásico la típica sesión de preguntas y respuestas para poder ganar.
Me acuerdo que en el “Ping pong de preguntas y respuestas” los alumnos de escuelas secundarias demostraban ante todo el país su ignorancia. Pero en esa época las preguntas tenían un poco (pero apenas un poquitito eh) de mayor nivel académico.

Las preguntas del actual programa, no reflejan la actual decadencia del sistema educativo argentino, sino que reflejan la decadencia de la sociedad y la familia argentina.
Más decadente es que el conductor sea Guido Kaczka, algo así como el “monaguillo” de Sofovich.

Una de las preguntas que recuerdo hizo Guido a uno de los alumnos fue:
– ¿Cuál es el índice que usa el INDEC para medir la inflación? a) MERVAL, b) Mercorsur, c) IPC
¡Y el pendejo hijo de remil puta respondió MERVAL!
Ni siquiera tenía que saber qué era IPC (Índice de Precios al Consumidor) o CPI, ¡sino que era una cuestión de descarte! Además por un montón de meses todos los medios de comunicación nos estuvieron dando cátedra de economía con El Maravilloso Mundo de Guillermo Moreno y su IPC (parece título de libro de cuentos).

¡Estamos en el horno! me dije y seguí viendo atentamente para saber qué respondían los otros participantes que quedaban (eran dos o tres). Y era evidente que elegían respuestas a la azar. Después de varios rebotes le pegaron a la respuesta y pasaron la prueba para ver si se iban a Bariloche.

Y yo pensaba que con los chicos que salen del secundario ya estábamos en el horno pero en verdad, ya estamos en el horno desde hace tiempo.
A veces leo artículos de La Nación (los de Clarín están descartados) y me horrorizo por los errores de redacción y errores de ortografía. ¿Acaso no hay redactores, editores? O la pregunta debería ser, ¿de dónde salió la bestia que escribe el artículo?

Hoy leí el artículo No siempre es buena la elongación al iniciar el deporte del 4/11/2008 en La Nación y encontré los siguientes errores a simple vista, tal vez hay muchos más.
El artículo está traducido de uno del New York Times.


Clic en el texto para agrandar.

No solo que me costó entender (no entendí una goma) el artículo porque me pareció un poco ambiguo (tal vez soy medio lelo), sino que además estaba mal traducido.

En una parte dice “disconfort”. Esa palabra no existe… ¿cómo definirían disconfort? ¿Falta de comfort? Por favor, busquen en el diccionario de la RAE.
Discomfort viene del inglés y significa malestar así que ¡no inventen palabras! ¡Bolaceros!

Mas abajo dice “injurias” y todos pero toooooodoooos (creo) sabemos que injuria significa agravio o ultraje. O sea que en donde dice “desarrollaban injurias en la parte inferior de sus piernas” significa que la pierna se siente ultrajada o agraviada. ¡Que eleve una denuncia entonces! ¡Pero qué cosa che!
En verdad injuries significa lesión o lastimadura.

¿Pero quién tradujo este artículo? ¿Un yanki que habla Spanglish? Es como decir “Estoy embarazado” en vez de decir “estoy avergonzado” porque embarrass suena parecido a embarazar. A menos que una mujer embarazada sea una vergüenza. ¡No quiero imaginarme si uno está embarazado!

Estimados Sres. de La Nación, tengan la mínima responsabilidad de buscarse a alguien que traduzca bien o por lo menos alguien que revise las idioteces (cada vez más) que escriben sus periodistas o pseudoperiodistas. Y que en verdad no es culpa de los periodistas o pseudoperiodistas. No tienen la culpa de ser burros.

No hay mejor forma de sacarse las dudas -y aprender- sobre el idioma, que leyendo buenos libros de literatura. Porque los periódicos ya hace rato no son referente de un buen español.

Y a los Señores del Gobierno (y no solo Macri o Scioli) que se vanaglorian de haber sido elegidos democráticamente, a ver si le dan más bola a los docentes y estudiantes que piden a gritos mejoras en los sueldos, en el sistema educativo, sistema edilicio y así tendremos menos burros, menos desocupados y menos chorros. Porque a pesar que en situaciones límites (que nos gatillen en la cabeza) nos sale el gorila a todos, la solución no es bajar la edad de imputabilidad o meterle plomo a todos.

Anuncios

6 comments

  1. jajajajaja… “injurias”, jajajaja…
    Cuando estaba en la secundaria, nuestra escuela también participó en uno de esos programas de preguntas y respuestas. Eramos tres las que contestábamos … pero perdimos :mrgreen:
    Kana, tenés que presentarte para Presidente 😉

  2. Muy buena nota! ¿Para qué diario laburás? 😛
    “No tienen la culpa de ser burros” Aquí disiento, querido Kana… Un periodista ya está en edad de hacerse cargo de sus burradas… Que un chico de 17, que quiere sacarse el secundario de encima (léase a la doña Rosa), tenga errores porque los bagres de los docentes (soy profesora, aclaro) aprueban cualquier cosa porque a su vez, se quieren sacar de encima a los chicos, es una cosa. Nadie les corrige los errores -> ergo, los errores se mantienen.
    Que un imbécil de 30 tenga el tupé de opinar sobre todo (y todo es todo, porque el periodista sabe de arte, ética, literatura, medicina, política, deporte, pufff…) y ni siquiera pueda pasar el corrector, y que le paguen para eso!.. me parece que ya se puede decir que tienen la culpa sin remordimientos de conciencia… 🙂 besos.

  3. Con respecto a los periodistas, no puedo tratarlos como adultos.
    Al igual que el chico de secundario que no tiene criterio y no tiene la culpa de ser burro, ese periodista también fue alumno de secundario y pasó por la misma mala educación que no le generó ni siquiera la inquietud de investigar-corregirse. O sea, no puedo tratarlo como adulto y es un reverendo burro :mrgreen:
    Y la culpa es de la gente de La Nación. Primero que esa persona jamás debería haber entrado a trabajar al diario y segundo si yo fuera jefe de prensa y un periodista escribe eso, lo echo al periodista y al redactor le bajo el sueldo.

  4. pero si es así nadie tiene la culpa de nada, kana…el “jefe de prensa” y ‘demases’ también fueron estudiantes…
    vos fuiste estudiante, si no tenés errores no sólo es gracias a tus jefes actuales sino a tus intereses. sigo sin estar de acuerdo en ese punto. hay un momento en donde dejás de echarle la culpa al de arriba (no hablo del supuesto barbudo, sino de padres, docentes, jefes, los que sean) y ahí te hacés cargo de lo mediocre que sos y de mejorar… sino a la bosta. porque esos comunicadores tienen nuestra edad y pasaron por el mismo tipo de escuela o univ. que nosotros. son unos burros adultos que leen mal y escriben peor. y punto.
    entiendo el planteo, pero no justifico a los que se quedan tranquilitos en su puestito pedorro. (tampoco a los jefes de edic. que, por lo visto, tampoco hacen su laburo). y la corto porque ya me puse densa. salud!

  5. Pensaba que ibas a realizar algun comentario de la vergonzosa prueba del corte de pelo.

    Después del corte a las dos niñas, había una pelea entre las compañeras y las madres de las afortunadas, diciendo que a una le habían cortado mas que la otra.

    Sinceramente, no se que hacia viendo ese programa de TV. Debe haber sido la peor hora invertida en mucho tiempo.

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s