Montevideo

Apenas llegamos a Colonia y nos tomamos un colectivo a Montevideo.
Cuando entramos a la ciudad, me pareció tranquila, de casas bajas y la primera imagen que me vino a la mente es: Santa Fe, una típica ciudad del interior.

Llegamos al hostel donde nos íbamos a hospedar, cercano a la embajada de Estados Unidos. El lugar muy tranquilo, al igual que el barrio.
Algo que me llamó la atención fue la escalera que nos llevaba a la habitación. ¿No podía ser una escalera normal?
Los escalones eran alternados. Si bien el diseño era original, la distancia entre escalón no era la suficiente y se volvía incómodo subir y bajar, hasta podría decir peligroso al punto que le calculé mal a uno cuando bajaba y casi me mato. Quedé sosteniéndome de la baranda con un brazo.

Salvando la accidentada relación que tuve con la escalera, el lugar está bueno, la atención muy bien y el desayuno mejor que en otros hostels que estuve.

Anuncios

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s