Persépolis: las consecuencias de una dictadura bancada por la CIA

PersépolisVivir en un país extranjero no es fácil más teniendo en cuenta si los parámetros culturales y valores son diferentes. Mucho más difícil es vivir en el exilio.
Es como vivir una doble “no pertenencia”. No pertenencia debido a que la tierra natal incita a expulsar o autoexpulsarse por diferencias ideológicas o por el hecho que la sobrevivencia es imposible. Y la otra no pertenencia es que en el nuevo mundo donde uno vive, no se comparten los mismos valores de crianza o directamente se es mirado con otros ojos solo por ser diferente.

Persépolis es la historia (autobiográfica) de Marjane Satrapi, una niña iraní que fue testigo de la caída del sha de Persia en 1979, la famosa revolución, el desabastecimiento, la persecución ideológica, la guerra con Irak y su vida como estudiante en Viena.

Muchos otros eventos transcurren en la película siempre basándose en la identidad, ideología, raíces y valores.

La película es casi en su totalidad en blanco y negro lo que le da más dramatismo con una animación tradicional muy bien lograda y con detalles muy delicados. No se necesitan efectos visuales fabulosos para llegar a la gente.

Como siempre, gran parte o la mayoría de las desgracias políticas y económicas se basan en la intrusión de las grandes potencias de turno, en esa época fueron Gran Bretaña, la Unión Soviética y Estados Unidos que bancó al sha, luego a la dictadura Saddam Hussein que terminó en la guerra iraquí-iraní para de esa forma tratar de instaurar el régimen del sha.

Al final eso no pasó y desde 1979, Irán sigue con su mismo lineamiento político.

¿Qué hubiera pasado si terminada la Segunda Guerra Mundial, Irán se hubiese independizado? ¿Tendrían en el gobierno un Líder (Velayat-e-faqih)? La cosa es que lo que se vive ahora en la República Islámica de Irán son las consecuencias de dictaduras bancadas por la CIA, la misma que bancó todas las dictaduras en nuestro continente.
Los hechos del pasado afectan notoriamente al largo plazo, eso es lo que la gente no ve.
Es probable que nosotros no veamos, sino nuestros nietos los que vean los cambios provocados por las metidas de pata de nuestros políticos.

En fin, aunque no lo crean después de casi dos años viviendo en Buenos Aires, hoy fue la primera vez que fui a un cine. Siempre por H (dinero) o por B (flojera) no iba. Pero hoy fui; más exactamente al Arteplex del Centro en Diagonal Norte.

Anuncios

2 comments

  1. Nosotros vimos la película hace unas semanas y fue muy interesante y conmovedora. Un amigo iraní me cuenta que fueron años sumamente difíciles para ellos y comparte los mismos sentimientos que Marjan Satrapi…

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s