Los Izakaya

Si hay algo que no falta nunca en la vida del estudiante universitario okinawense (o en la mía) es el awamori.
Bebida noble (y accesible) como pocas, era la excusa perfecta para socializar. Los japoneses socializan a través del alcohol, y por lo tanto nosotros, los estudiantes extranjeros nos hemos visto obligados a adoptar tan abominable costumbre :mrgreen:
Y el mejor lugar para eso es el izakaya o taberna.
Los hay de todos los tamaños, pero generalmente no son muy grandes.

Los izakaya que voy a comentar son los que rodean Ryudai. El hecho de tener un campus universitario da un ambiente propicio para (re)activar la economía de la zona: shoppings, supermercados, construcción, barsuchos, etc.
Conforme la ciudad, cambia la calidad del izakaya. En Naha había más lindos, pero en donde vivía yo eran más de pueblo… Me iba en ojotas y listo… 😀

飲み放題

Nomihodai (飲み放題) y keep (キープ = kiipu) son dos palabras que todo extranjero que viva en Okinawa tiene que saber:

  • La primera significa en criollo “canilla libre” y hasta tal hora o por tanto tiempo uno puede beber cuanto trago se le antoje por 800 yenes tal vez. En lo personal no me gustaba porque era nomihodai de tragos dulces y como buen santafesino tomaba cerveza.
    En éste cartel, en Anzuya (un izakaya caro de Okinawa) de Nagata, el nomihodai era 680 yenes, amo ese izakaya. :mrgreen:
  • Keep: algunos izakaya ofrecen la opción de guardar tu botella de awamori (porque no siempre la terminábamos) hasta la próxima vez que vaya, otorgando un plazo que va de 15 días a un mes. Así que yo en varios izakaya tenía keep y por lo tanto iba rotando de uno a otro. Entonces podía darme el lujo de decirle a alguien “dejá, hoy no gastamos un mango, tengo keep” 😎 :mrgreen:

Ya entrando al lugar, generalmente nos preguntan cuántos somos y nos buscan una mesa. En Okinawa (o tal vez en Japón) la onda es ir con un grupo de gente ya definido para tomar. Las mesas son como mucho de diez personas (aunque en general son de seis) y no hay lugar. O vas o no vas.
Nada de decir “me pego una vuelta por tal bar a ver si están” porque muchos izakaya son a puerta cerrada, tampoco tienen ventanales (¿para ahorrar en ventanas?). No se puede saber desde afuera qué ocurre dentro porque justamente la gente va allí a buscar intimidad (creo), no se sientan en la ventana para hacer rostro o ver pasar a la gente. Y supongo que el objetivo también es que uno pierda la noción del tiempo. Se puede estar toda la noche chupando con los amigos.

Después de habernos preguntado la cantidad de personas, otra cosa que nos preguntan es qué tipo de mesa queremos: estilo occidental o el japonés.
El occidental es como todos ya conocemos: mesa.
El estilo japonés es una mesa casi al nivel del suelo, que a la vez se divide en dos tipos:

  1. Nosotros nos sentamos en el suelo, y hay un hueco para meter las piernas (fotos de abajo). No me acuerdo la palabra en japonés, pero es una palabra específica para éste tipo de mesa
  2. O nos sentamos sobre el tatami y tenemos una mesita baja

En lo personal la opción más cómoda es la primera que dí.


En Anzuya

Segunda opción, mesitas bajas:


En Aka tombo (Libélula roja en castellano). Era caro y no estaba tan bueno

Muchos izakaya tienen habitáculos para dividir las mesas. Algo así como los famosos boxes de las oficinas.
De esta manera se le da mucha más intimidad a los clientes, más si uno va a un box de una mesa para dos, jeje 😉

Algunos boxes al estar cerrados (por una cortina por ejemplo) no se ve nada de lo que pasa afuera, y así tampoco el mozo sabe lo que pasa dentro. Entonces para llamarlo se tiene un llamador que consiste en un botón que es un timbre o algo más delirante como una matraca (en el izakaya Himitsukichi) o cualquier cosa que haga ruido.
Me pasó una vez que me puse a jugar con un sonajero que había en la mesa y de pronto apareció una chica diciendo “Omataseshimashitaaaaaa” (disculpe por haberlo hecho esperar). 😛

En izakaya Kappa: el lugar estaba subdividido en cubículos/boxes para una cantidad determinada de personas.

Consejo del día: Como los izakaya en general son pequeños es mejor hacer reservas con anterioridad (un par de horas antes). Se deja nombre y teléfono. Y no recuerdo que haya sido necesario dejar una seña 😉


Sports Cafe (q.e.p.d.) en Ginowan, tenía buena onda, comida pseudomexicana y dardos

Izakaya Daigaku (Universidad Taberna en castellano) en Nakagusuku-son tenía muuuy buen servicio

Por general el servicio en los izakaya es muy bueno. Raras veces uno sale del lugar quejándose por la calidad del servicio, a lo sumo se quejará por todo el dinero que gastó 😀 pero algunos lugares tienen sus puntos flacos como por ejemplo que la cocina es lenta para sacar la comida pero como contrapartida la comida es riquísima. En izakaya Kappa tienen el mejor ice tempura, ¡es riquísimo!

Se me piantó un lagrimón… Es una de las cosas que me gustaría que haya aquí. 🙂

Anuncios

6 comments

  1. ¿Y si juntamos unos mangos y nos ponemos uno por la Recoleta? Chiquito. Total vos le hacés un par de garabatos en las paredes, conseguís un par de Nikkei que lo atiendan por dos mangos y nosotros tomamos gratis. Obviamente, todo a un precio elevadísimo, así se creen que es extranjero en serio y no se mete ningún salvaje autóctono.
    😀

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s