Ser nikkei o nacer nikkei

Entrada cerrada a comentarios por ser obsoleta:

Hoy fui a CeUAN (Centro Universitario Argentina – Nippon) a Kimochi (sentimiento en japonés): la 1º Jornada de Cultura Nikkei.
Nikkei en el término original significa descendiente de japonés.
Lamentablemente no me pude quedar a todo el evento, pero tuve la posibilidad de escuchar disertantes sobre literatura y cine japonés que me parecieron excelentes.

Pienso que una charla que me podría haber interesado mucho si hubiese sido la de especialistas en migración japonesa. Supongo que en el CNA (Centro Nikkei Argentino) estarán disponibles los videos de dicha conferencia 😉

De paso me llevé el último número (el #6) de la revista Kinsei que publica el CeUAN y que justamente trata de la identidad nikkei.
Cito algunos párrafos de este extenso trabajo que considero muy rico porque se encuentran diferentes ópticas (todas bien fundamentadas) sobre el mismo problema.
Me sentí identificado en algunos puntos y a raíz de otra cosa que escribí antes, pienso que sentirse nikkei es en cierta forma una opción y no sólo una cuestión totalmente transitiva. Tal vez no tendría que utilizarse la palabra nikkei para este sentimiento que yo quiero expresar ya que la definición de nikkei es:
にっ‐けい【日系】: 外国の国籍を持ち、日本人の血統を引いていること。
Nikkei: literalmente es “es el que tiene sangre japonesa, pero nacido en el exterior”. Tal vez una traducción más pulida podría ser “descendiente de japonés nacido en el exterior”. Aunque guiándose por los kanji uno podría inferir “relacionado con Japón” o “atado a Japón”.

El siguiente artículo es muy extenso (y muy interesante), así que extraje una pequeñísima parte.

EL MOVIMIENTO SANSEI*

Comunidad e identidad nikkei en la tercera generación de descendientes de japoneses en Argentina.
[…]
Niqueyeño: ¿hacia una nueva forma de identidad-comunidad nikkei?
La idea principal hasta aquí es que el movimiento joven sansei puede crear una nueva forma de institucionalidad en donde ser nikkei sea parte de una nueva elección, y donde la participación se va a establecer en instituciones acordes a sus necesidades. Todo esto tiene una consecuencia importante que todavía no mencionamos: si ser nikkei es una elección, esto significa que cualquier persona puede serlo. No es necesario que esta persona sea descendiente de japonés, así como es claro que no todo descendiente se siente nikkei. Por supuesto, en el caso de muchos descendientes, ellos tendrán un mayor condicionamiento a adoptar una identidad nikkei, puesto que su educación familiar los inclina hacia ello.

En el caso de los hafu** puede ser esclarecedor, puesto que personas que tienen ya en su familia padres descendientes de japoneses y de otros grupos étnicos hace que revalorizar la herencia nipona sea un acto consciente. Tal vez, entonces, el papel del hafu es ser un puente para la mayor apertura de la comunidad nikkei hacia la sociedad argentina, así como se dice que el nikkei es un puente entre América Latina y Japón. Esta elección tiene que ver entonces con un hecho cultural, para saber aprovechar las dos vertientes del nikkei, y no por un mandato que hay que cumplir por obligación. No se trata de nacer nikkei (un hecho biológico, de herencia de sangre), sino de hacerse nikkei (un acto social, por formar parte de una comunidad-identidad).
El redescubrimiento pasa por construir una nueva cultura que, atendiendo al interés por lo artístico, podría recrearse como niqueyeña, adoptando letras y sonidos propios de estas tierras para una palabra que nació japonesa. La tendencia a valorizar lo artístico puede considerarse también un rasgo sansei: el CeUAN organizó un Bunkasai (Festival Cultural) en el 2000 y la Red 2K amplió esta actividad con sus Ugoki Arte (2002, 2003, y 2004). Se trata del mismo movimiento de redes – cubrir aportes de cultura japonesa, haciéndose eco del mayor interés que se percibe desde la sociedad argentina, a través del manga, el anime, la literatura y el arte culinario, entre otros, que se retroalimentan con el estudio del idioma. […]

Si bien se puede considerar sansei a la tercera generación de “japoneses” en un término rígido, no deberíamos tomarlo tan a rajatabla. Sería mejor considerarla como la generación de jóvenes descendientes de japoneses nacidos en la década de los ’80.
Como bien dice el texto, son los sansei los que están generando y generarán el cambio.
No solo por una cuestión generacional, algo que se veía venir desde hace unos años atrás (los mayores son cada vez mayores y ahora nos toca el turno). Sino que además es el sansei el que se acerca a sus abuelos (issei: primera generación), algo que los sus padres (nisei: segunda generación) no lo hacían.
Descubrir y revalorizar las propias raíces es redescubrirse a uno mismo, es llegar a tener el poder de no dejarse manejar por el sistema y poder elegir lo que uno quiere.

Indefectiblemente es el sansei el que cambiará la óptica de lo que es la comunidad japonesa-argentina, es el que generará la diferencia en las instituciones y será la primera vez que la colectividad japonesa se abra y muestre toda su riqueza a la sociedad argentina.
Será una comunidad que aportará ideas y valores a la sociedad (como haría todo ciudadano) y ayudará a su progreso.

A TODOS LOS EX-BECARIOS (que han ido a Japón) Y FUTUROS BECARIOS: ¡Es para eso que existen las becas a Japón, no es solo para ir solo PASEAR!

Ensayo literario de una joven nikkei

HISTORIA DE UNA SANSEI

Recuerdo cuando iba al colegio mucho de mis compañeritos me hacían burla porque tenía ojos rasgados, como a muchos nikkei les debe haber ocurrido. Mientras cursaba los primeros años escolares no podía evitar que esa diferencia me molestara, claro que era imposible borrarme el rostro así que tuve que soportar esa etapa con el humor más ácido y cruel. En tanto me miraba al espejo tratando de descubrir quién era yo, no lograba ver mi reflejo en los ojos orientales de mi mamá y en los ojos verdes y la nariz prominente de mi papá.

Cuando terminé la secundaria y me ví convertida en una joven adulta que acababa de mudarse a una metrópoli, otra vez tuve la conciencia de que era diferente (y me sentía diferente) de los nikkei que iba conociendo en la comunidad pequeña, porque no tenía los ojos completamente rasgados y mi cabello no era negro. Pero claro, lo malo no era ser diferente sino que las personas hicieran notar esa diferencia.

Luego de un tiempo entendí que las facciones del rostro eran sólo características externas de mi persona; mis compañeros no me conocían realmente, nunca supieron que en mi casa, cuando estábamos almorzando o cenando, le pedía a mi mamá que me sirviera gohan(#), o que a la hora del té ella me preguntara si deseaba tomar una taza de ocha(##), o que no me resultara extraño comer pescado crudo. Y creo que tampoco sabían que junto con mi papá amasaba tallarines caseros y que había aprendido, solita, a cocinar pizza, ñoquis, canelones y salsas caseras para pastas, con el mejor toque italiano que supe agregar. Un tiempo después me llevó descubrir que era bueno ser distinto del resto y que era bueno saber quién era uno.

Desde mi experiencia y perspectiva, ser nikkei es una elección, es como se ha sido educado, es la adopción de la cultura japonesa para adaptarla al espacio y al tiempo que se vive; es respetar y mejorar lo que heredamos de los issei que se instalaron en la pampa, es escuchar al que se encuentra allá en la isla, es ayudar y apoyar lo que aquí hacen las personas (descendientes o no) que intentan enseñar al público la cultura oriental.

Creo que es bueno que una persona adopte la identidad nikkei o cualquier otra identidad si eso la ayuda a pertenecer a una colectividad y sentirse parte de ella. El sansei de hoy y de acá es un argentino que tiene la posibilidad de adoptar lo mejor de la cultura japonesa y mezclarla con la cultura criolla (o española, o italiana, o alemana, o francesa, etc. etc.)

Laura Rigoni

* sansei: tercera generación.
** hafu: hijo de matrimonio mixto.
# gohan: arroz blanco al estilo japonés.
## ocha: té verde.

Anuncios

19 comments

  1. 私が誰だかわかると思いますが・・・気を悪くなさらないでください。
    ただ、今日の記事は最近読んだ中で、もっともいいentrada instructivaでしたので、とても感動しました。 とくに、Laura Rigoni の記事は、私の祖父、両親そして私自身が経験したことです。
    Espero que no te haya molestado mi visita. Lo que quiero decir no es “nada en especial”, tan solo decirte que es agradable leer de vez en cuando en la blogósfera, entradas como la de hoy. にふぇーでーびる。

  2. No molesta. Todo comentario es bienvenido.
    Es más, si alguien me da una mano, me gustaría traducirlo al japonés. Tengo muchos parientes y amigos japoneses a los que me gustaría mostrárselo.

  3. Tratá de traducirlo, y si no tenés a ningún profesor/a de japonés que pueda ayudarte, decímelo (con tiempo) que tenés la mano de “esta japonesa”….

  4. Kana! Excelente post.

    Es cierto eso y creo que una vez lo hablamos. Asi como tu hermana que decidió no ejercer su parte nikkei por asi decirlo (al menos hasta donde me comentabas)….boludo tenes hermana!!!!!!!!!! jajajaj que loco. a veces me olvido.

    Por cierto, la mia volvio de Villa La Angostura de su pasantia.

    Saludos!

  5. Hola.
    Lástima que no te pudiste quedar a la mesa de Migración y Comunidad, estuvo bastante interesante, aunque no sé si quedaron videos de eso. Desde CeUAN quisimos pero no pudimos por problemas técnicos.

    Gracias por la crítica a mi artículo. La verdad es que tus palabras sonaron mucho más convincentes acerca del protagonismo de “el movimiento sansei”, como titulé el artículo, esperemos que se cumplan.

    Para todos aquellos que quieran leer la revista, pueden pasar a buscarla por CeUAN: Charcas 5157. Vamos a dejarla en la mesa de entrada, así se la pueden entregar fácilmente.

    Saludos, Pablo.

  6. Gracias por entrar al weblog.
    No sé si lo conocías de antes o si entraste por casualidad gracias a algún buscador.
    Estando en Japón, escribí un discurso en japonés en donde hice una retrospectiva de mí y sobre como me vería dentro de unos años tanto dentro de la colectividad como fuera de la misma y tiene algo que ver con la identidad nikkei.
    Ese discurso me valió un tercer puesto en oratoria japonesa para extranjeros que organizó el Gobierno de Okinawa porque los japoneses jamás habían visto otro punto de vista.
    Cuando mi sensei leyó el discurso se sorprendió y se entusiasmó mucho con el mismo porque ninguno de sus alumnos nikkei había escrito una autocrítica sobre su colectividad.
    Me hubiese gustado haber escrito sobre tu término “niqueyeño”, pero en ese momento no encontré palabras. Era una cuenta pendiente que tenía y cuando ví tu artículo (no decía quién era el autor pero lo supuse) y otros más en la revista Kinsei, apenas llegué a casa escribí el post en este weblog.
    Saludos

  7. Hola Agustín.
    Conocía el blog, lo había visitado algunas veces pero no escrito.
    Es cierto!, la nota principal no tiene puesta mi firma.. Mal, no es por no hacerme el resposable…

    Pero más allá de que haya podido “inventar” este término, me gustaría entonces que si te parece bueno hagamos circular lo niqueyeño, para que empiece a tener sentido.

    Por supuesto, estás invitado a participar en la próxima Kinsei, ya sea con el discurso que comentás o con algo actualizado.

    Saludos, Pablo.

  8. querida amiga es cierto, ser nikkei es ver el pensamiento de nuestros abuelos reflejados en el pais donde vivas poniendo el esfuerzo del sol naciente, sin importar, donde estes, me gustaria seguir conectado contigo, buenos pensamientos

  9. Hola,
    Acabo de leer esta entrada en tu blog y me gustaría preguntarte si la música, la canción Shimau-Uta que cantó Casero por ejemplo, se puede comparar con ese sentimiento de ser niqueyeño del que hablas. Mil gracias y me encanta tu blog, AnaM Suga

  10. No todos los sansei son nacidos en los 80. No generalizes. Mi abuela es sansei. Ser nikkei es biológico, sino un montón de otakus se sentirían nikkeis, cosa que nunca serán.

  11. Segun entiendo, en este contexto, un nikkei es un hispano de ascendencia japonesa.
    Si los uruguayos expresamos nuestra hispanidad con un estilo europeo, el nikkei peruano expresa su hispanidad con un estilo japones.
    La esencia de nuestras identidades se buca en la fundacion de las naciones que nos han acogido (elemento hispano) mientras que las manifestaciones de esa esencia deben de verse en nuestras raices

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s